back to top

Noticias

Rectoras laicas asumen el caminar de las comunidades educativas mercedarias de Concepción y Valparaíso.

El padre Mario Salas, superior provincial, agradeció la respuesta de las rectoras al llamado de guiar estas comunidades educativas a la luz del Cristo Redentor y bajo el carisma mercedario.

“Las responsabilidades de los laicos en nuestras comunidades educativas son una oportunidad para los colegios y para la Orden para enriquecer y seguir creciendo como Iglesia”. Con estas palabras, que reflejan el sentir del caminar mercedarios en el ámbito educacional, el superior provincial mercedario, fray Mario Salas, se refirió a la nueva etapa que están viviendo las comunidades educativas mercedarias de Concepción y Valparaíso, quienes a partir de este año, cuentan con mujeres a cargo de las rectorías de ambos colegios.

El padre Mario Salas, señaló que “este caminar mercedario, en el área educación, es un proceso que ya hemos iniciado el año 2015 en Concepción, con el nombramiento del primer rector laico de esta comunidad, y que hoy en día da un nuevo paso resaltando el rol de los laicos y especialmente de las mujeres en nuestras comunidades educativas con los nombramientos de María Soledad Rivera, como rectora en Valparaíso y Claudia Díaz, rectora en Concepción”.

La rectora del Colegio San Pedro Nolasco de Valparaíso, María Soledad Rivera, resaltó el hecho que “la espiritualidad mercedaria está escuchando los tiempos y dando una respuesta clara y concreta con el nombramiento de una laica como rectora”.

Respecto a los desafíos que presenta la sociedad de hoy a las comunidad educativa, señala que  “Tenemos el Proyecto Educativo Mercedario (PEM) que en este colegio se ha trabajado muchísimo, lo que nos permite confiar que esta transición de un rector religiosos a uno laico sea mucho más sencilla, ya que hay una continuidad en el tiempo. Le he señalado a los apoderados en los encuentros que hemos tenido que los alumnos y alumnas seguirán recibiendo los mismos valores, las mismas atenciones, acompañamiento y procesos que ha recibido hasta ahora”.

Para la rectora del Colegio San Pedro Nolasco de Concepción, Claudia Díaz, el asumir esta responsabilidad es “un bello y tremendo desafío, el cual tomo con mucha humildad, pero también con mucha seriedad y alegría. Debo reconocer que dirigir esta comunidad mercedaria es tremendamente significativo para mí, pues conozco desde niña la espiritualidad y carisma mercedario, sé de su riqueza y reconozco la necesidad de vivir y expandir el carisma redentor en nuestra sociedad”.

Claudia Díaz señala que se enfrentan los desafíos de la sociedad de hoy con “Con mucha esperanza, y con la convicción que tenemos un camino muy bien iluminado que emana del PME (Proyecto Educativo Mercedario), pues este Proyecto habla de educación redentora, esto significa una educación que busca constantemente ir al encuentro del otro, mostrarle el inmenso y gratuito amor de Cristo Redentor, que nos amó y liberó, y que invita a toda la comunidad educativa : funcionarios, estudiantes, padres y apoderados a trabajar por desarrollar nuestros talentos y ponerlos al servicio de los demás”.

El padre Mario Salas, Superior Provincial, agradeció la respuesta entregada por las rectoras al llamado de guiar estas comunidades educativas a la luz del Cristo Redentor y bajo el carisma mercedario.

En tanto, este viernes 15 se realizó el primer Consejo de Rectores y Rectoras de Colegios mercedarios, instancia en la que participan el Superior Provincial, fray Mario Salas, los rectores y rectoras y el consejo provincial.

En la foto: fray Carlos Ortega, Rector Instituto Victoria; fray Edgardo Arriagada, Rector Colegio San Pedro Nolasco de Quillota; Claudia Díaz, Rectora Colegio San Pedro Nolasco de Concepción; María Soledad Rivera, Rectora Colegio San Pedro Nolasco de Valparaíso; fray Mario Salas Becerra, Superior Provincial y fray Ramón Villagrán, Rector del Colegio San Pedro Nolasco de Santiago.

back to top