back to top

Noticias

Carta de despedida

A LA COMUNIDAD ESCOLAR NOLASQUINA Y MERCEDARIA DE CONCEPCIÓN.

Estimada Comunidad Escolar Nolasquina y Mercedaria, agradezco a Dios la posibilidad de haber trabajado durante 37 años en nuestro querido Colegio San Pedro Nolasco de Concepción y haber conocido y laborado junto  a tanta gente buena y honesta.

Hoy, ha concluido un ciclo, he cumplido 65 años de vida, edad en que legalmente en nuestro país se debe jubilar, y eso ha ocurrido. Desde el jueves 20 del presente, el Vicepresidente de la Fundación Educacional Colegio San Pedro Nolasco de Concepción, me ha comunicado la intención de  la Fundación de poner fin a mi contrato de trabajo, para que comience a disfrutar del merecido descanso después de una vida laboral activa y fecunda y, para dar un nuevo impulso al Colegio, con la llegada de un nuevo Rector.

Hemos convenido con el Vicepresidente de la Fundación, un acuerdo mutuo, que pone fin a mi vida laboral activa. Me voy con mucho agradecimiento por lo obrado, por haber contribuido a engrandecer la labor del Colegio y por haber podido trabajar junto a personas maravillosas cuya entrega ha ido, lentamente, consolidando la labor educativa, cuyo compromiso y materialización va en directo beneficio de nuestros educandos y de sus familias que han confiado en la labor del Colegio su educación.

Gracias a cada uno de Uds.: A los Docentes Directivos, Docentes, Paradocentes, Administrativos y Auxiliares, al Centro General de Padres, especialmente al trabajo de su Presidente y Mesa Directiva, a los Alumnos con cuyo cariño y afecto me quedo para siempre y que fue el combustible que hizo marchar el motor que me permitió trabajar y entregar lo mejor de mí al logro de los objetivos institucionales.

Querida Comunidad Escolar Nolasquina y Mercedaria, es hora de sumar, pido a  Uds. que con la misma confianza con que trabajaron por el bien de la educación del Colegio, durante el tiempo en que me tocó  liderar esta gran institución,  lo hagan ahora junto a la nueva Rectora Sra. Claudia Díaz Oyarzun, ella sabrá dar el impulso necesario para que el Colegio dé el salto cualitativo que le falta, pido a Nuestro Padre Dios su asistencia para que la Sra. Claudia lleve, junto al trabajo mancomunado con Uds. a nuestro querido Colegio al sitial que merece en el concierto de la educación del siglo XXI.

En el momento del adiós, agradezco infinitamente la presencia de Jesucristo, quien, junto a Nuestra Madre María de La Merced y a nuestro Santo Patrono San Pedro Nolasco, me acompañaron y acompañan en mi vida  personal y profesional y constituyen  mi sustento espiritual

Hasta pronto:

Luciano Pincheira Mardones

Profesor de Ciencias Naturales y Química

back to top