back to top

Noticias

Carta a la Provincia y a las Comunidades Mercedarias

“…Felices los que trabajan por la paz, porque se llamarán hijos de Dios…” (Mt. 4,9)

Estimados Hermanos y hermanas:

Los actuales acontecimientos que estamos viviendo como sociedad en estos últimos días en nuestro país nos obligan a condenar enérgicamente la violencia de la cual hemos sido testigos. Compartimos las demandas de una sociedad más justa y equitativa, apoyamos los esfuerzos por lograr sueldos más justos y dignos. Esta preocupación ha sido una actitud permanente de la Iglesia: “los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo los pobres y de cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo” (GS.1)  Toda nuestra doctrina social es prueba de ello, hacemos votos a Dios nuestro Padre para que esta situación termine pronto y todo vuelva a la normalidad con  el compromiso de volver reconstruir el proyecto de nación que queremos, renovando los esfuerzos por construir una sociedad más justa, donde todos tengan acceso a los bienes y al desarrollo. “…es deber de todos realizar un esfuerzo mancomunado – especialmente autoridades y dirigentes sociales – para descubrir las causas y recorrer los caminos de solución, los que no se darán sin la participación de la mayoría” (Declaración del comité permanente de la CECH, 19 de octubre 2019)

Desde esta dolorosa y preocupante situación, tenemos que mirar la realidad desde y con Dios, el grito de justicia no es indiferente para Él. Nuestro proyecto educativo nos da luces para volver a releer nuestra realidad social, justamente desde estos principios debería ser nuestro aporte: “Reconociendo la dignidad del hombre y la llamada que Dios dirige a cada uno, el colegio Mercedario contribuye a liberarlo, es decir, hacer que sea lo que él esta destinado a ser. El interlocutor consciente de Dios, disponible a su amor, obteniendo el saber como medio de servicio y de responsabilidad hacia los demás”. (PEM nº 12)

Tenemos en nuestro horizonte la forma como entendemos nuestra sociedad, es el momento oportuno para reafirmarla y esforzarnos para hacerlo realidad en nuestras comunidades: “concebimos la sociedad como una comunidad de hombres libres y solidarios que optan por el amor redentor de Cristo. Que se fundamenta en la justicia, solidaridad, servicio, respetuosa de la persona y promotora del bien común para construir la civilización del amor…” (PEM Nº 91)

Quedamos atentos a las indicaciones que entreguen nuestras autoridades a nivel del gobierno y de nuestras autoridades locales.

Las reuniones programadas para el día martes 22 de octubre, se suspenden. El día lunes 21 de octubre las oficinas de la Curia Provincial y el Museo la Merced estarán cerradas. El martes 22 confiamos en Dios que en la medida de lo posible todo vuelva normalidad.

Finalmente nos encomendamos a María Nuestra Madre que, desde los orígenes de nuestra nación  nos ha acompañado en los momentos más complejos y duros de nuestra historia. En ella colocamos el andar de nuestra patria.

 

Dios te salve María llena de gracias… 

 

Fray Mario Salas Becerra O. de M.

Superior Provincial

back to top