El Colegio

El Colegio San Pero Nolasco de Concepción fundado en el año 1948 imparte educación Pre básica, Básica y Media, caracterizándose por formar a personas cuyo centro sea Cristo Jesús.

La fe cristiana nace y crece en el seno de una comunidad y se asimila sobre todo a través del contacto con las personas que la viven diariamente. Es desde el contacto con Cristo que nuestro Colegio Mercedario obtiene la fuerza necesaria para la realización de su proyecto educativo y crea para la comunidad escolar una atmósfera animada de un espíritu evangélico de libertad y caridad, en la cual el alumnos puede hacer la experiencia de su propia dignidad.

Reconociendo la dignidad del hombre y la llamada que Dios dirige a cada uno, el Colegio Mercedario contribuye a liberarlo, es decir, hacer que sea lo que él está destinado a ser: el interlocutor consciente de Dios, disponible a su amor, obteniendo el saber como un medio de servicio y de responsabilidad hacia los demás.

La Educación Mercedaria pertenece a la misión evangelizadora de la Iglesia y anuncia explícitamente a Cristo Redentor y Maestro.

El Colegio está preocupado por hacer vida la formulación de un concepto cristiano del hombre, la sociedad, el mundo, el trabajo, la familia, cree firmemente en la necesidad de la formación de la conciencia crítica desde el anuncio y la denuncia evangélica.

Los Mercedarios tenemos un ideal del hombre, nacido de la visión de San Pedro Nolasco; ésta nos parece ser: un hombre integral, libre en plena comunión con Dios y con los hermanos y por lo tanto agente de cambio

Concebimos la sociedad como una comunidad de hombres libre y solidarios que optan por el amor redentor de Cristo, que se fundamenta en la justicia, solidaridad, servicio, respetuosa de la persona y promotora del bien común para construir la civilización del amor.

Concebimos a nuestra comunidad escolar como inspirada, iluminada y protegida por la Santísima Virgen, Maestra y Guía de nuestra Orden, porque es Madre y Modelo del discípulo fiel que guarda y realiza las enseñanzas de Jesucristo.

La educación en el colegio mercedario es humanista, esto es, a la medida del hombre creado y redimido. En este hombre los formadores desarrollan, con los elementos que la comunidad dispone, el proceso liberador y redentor iniciado en el bautismo, de modo que pueda lograr la síntesis entre fe y vida, entre fe y ciencia, entre fe y cultura.